Se ha realizado la limpieza de este relicario de plata, así como la adecuación de su estuche de cuero, madera y tela, al cual se le ha realizado un tratamiento insecticida, adhesión del cuero y tela, entre otros tratamientos.

Nos encontramos ante un relicario doble, que por un lado contiene la reliquia de San Juan Apóstol y Evangelista, y por el otro lado de San Antonio Abad. Es propiedad de la Hermandad de San Juan Evangelista de Huete (Cuenca).

Se trata de una pieza de plata de 18 cm de altura, de estilo rococó, que donó frey Julián Antonio de Alique en 1796.

Es un relicario de tipo ostensorio, derivado de la tipología de cálices y copones. Trata de un pie alto de 3 caras decoradas con pequeñas rocallas y tornapuntas en los extremos. Del pie pasamos al astil abombado que se estrecha para soportar el ostensorio que custodia las reliquias, éste es oval y en una de sus caras se lee la inscripción “ADEUOCn DE Dn JULn ANTONo DE ALYQUE PRSQ *”. Se decora con rayos solares lisos y se remata con una pequeña cruz.

En la limpieza se ha descubierto que presentaba unos papeles en el pie, estos servían para ajustar el relicario a una especie de peana que se ponía sobre las andas del Santo. De esta forma, el relicario procesionaba junto a la imagen de San Juan. Esta peana circular se aprecia en una fotografía anterior a la Guerra. Por otro lado, en otra fotografía se observa a San Juan en procesión con el relicario a sus pies. También vemos que se decoraba tanto las andas como dicho relicario con hojas y flores de talco.

Los papeles son en su mayor parte impresos de libros eclesiásticos, aunque se conservan dos fragmentos de un manuscrito en los que se aprecian las palabras “Alique” y “Huete”. Posiblemente formasen parte de un documento en el que se hacía constar que el relicario era donación de frey Julián Antonio de Alique.

Dicha reliquia se da a besar a los fieles en la festividad de San Juan del 27 de diciembre, el domingo de las fiestas de mayo, conmemorando su martirio, y en la festividad de San Antón.